Cardo Ruso

Cardo Ruso

E

n unas tierras remotas, en los confines de la alegría, cuenta la historia que vivía un habitante muy especial y particular, este personaje se destacaba por tener una velocidad inigualable en los 100 metros llanos, sin nada más que un par de alpargatas y unos pantaloncitos arremangados hacía de las distancias un detalle.
Cardo Ruso, así se llamaba nuestro héroe, cansado de tanta rutina y tanta mediocridad en un entorno constante, decidió ver si podría correr tanto y tan rápido como para ganarle al sol, sería una buena causa como para cambiar su vida por completo. Así fue que logró llegar siempre antes que él, y cuando éste se iba, Cardo llegaba justo para un nuevo amanecer en cualquiera de los hemisferios. Cardo corrió tanto tanto que logró vivir toda la vida en primavera, y en agradecimiento por su fortuna, pensó que no había mejor idea que tratar de darle unas pinceladas a este mundo descolorido y abandonado por el paso del tiempo. Cuentan que Cardo elegiría a cuatro herederos para que hiciesen su deseo realidad y así fue que a cambio de decorar con alegría las almas, concedería un sueño a cada uno de ellos.
Entre idas y venidas, entre desencuentros y desamores, un día por fin se encontró con ellos y a cambio de de un par de latas y cacharros, que se denominaban instrumentos, consiguió sus corazones.
Nicolás “El Nico” Sánchez, que provenía de “Lujuria” eligió tomar las riendas del bajo para poner a todo un poco mas de garra, Jesús “Kechu” Laserre, proveniente de “Paisano”, sería el encargado de endulzarlo todo con su guitarra, Santiago “el Santi” García pintaría todo con su voz, y Darío García haría lo imposible para que nada se derrumbe, desde una batería; éstos últimos provenían de “Y otros”
En septiembre del 2005 se juntaron por primera vez en una sala de Capital, a los dos meses ya tenían grabado su primer e.p, que contiene cuatro temas, titulado como no podía ser de otra manera, “Cardo Ruso”. Hoy un poco mas
“ensamblados”, andan de escenario en escenario tratando de hacer cumplir el deseo de nuestro héroe, no pretenden nada mas que eso, decorar las almas con alegría a través de sus corazones, con instrumentos como herramientas y con la utópica idea de vivir todas sus vidas en primavera. cardorusorock@hotmail.com