Jose Feliciano

Jose Feliciano

J

osé Montserrate Feliciano García, nacido en Lares, Puerto Rico, el 10 de Septiembre de 1945 en el seno de una humilde familia, es uno de los 11 hermanos que se convirtió en cantante de boleros y baladas. Ciego de nacimiento. Su historia de amor con la música comenzó a la edad de tres años, tocando el fondo de una lata de galletas, mientras acompañaba a su tío que tocaba el cuatro. A la edad de cinco años, su familia emigró a la ciudad de Nueva York. Aprendió a tocar la concertina a los seis años usando un grupo de discos como maestro. A los ocho se presentó ante sus condiscípulos en la escuela pública 57 y a los nueve años, en el teatro Puerto Rican Theater, en el Bronx de Nueva York. Su inquietud por la música lo impulsó a aprender a tocar la guitarra y utilizando de igual manera sus discos como maestro y con una férrea determinación, practicando en ocasiones hasta catorce horas al día. Expuesto a la música de los cincuentas se inspiró a cantar. A los diecisiete años José dejó la escuela, ya que su papá se encontraba sin trabajo y él quería aportar ayuda a su familia. Tocaba en cafés en Greenwich Village recibiendo como salario lo que en aquella época era costumbre, pasar el sombrero. En ese mismo año tuvo su primer compromiso profesional en Detroit, Michigan. Poco tiempo después, un reconocido crítico de la música escribía sobre su participación en Gerde’s  Folk City refiriéndose a José como “un mago de diez dedos que juguetea, corre, rueda, puntea y reverbera sus seis cuerdas de una manera incomparable”. Sin embargo, su primera gran oportunidad en la industria musical ocurrió en 1966 en el festival Mar de Plata, Argentina, cuando después de su exitosa presentación, ejecutivos de la disquera RCA que estaban presentes, animaron a José a permanecer en Buenos Aires para grabar un disco en español. Su primer sencillo, “Poquita fe”, fue un gran éxito, y el tema, “Usted”, lo superó aún más, pues José tomó piezas que no habían cambiado a través de los años y las hizo nuevas. Creó un estilo propio de guitarra acústica con un melodioso sonido, usando inflexiones vocales usuales de jazz e influencias americanas que adquirió durante su adolescencia. Sin duda alguna, José era el “ídolo adolescente” de aquellos tiempos. Su presencia en algún aeropuerto o su partida de algún hotel u otro sitio ocasionaba caos entre los fans. Se dieron a conocer dos discos más en forma similar, llevando el ya conocido nombre de José Feliciano a través de América del Sur y Centroamérica. Posteriormente, los ejecutivos de la RCA reunieron al artista con el productor Rick Jarrard, animándole a grabar la canción del grupo The Doors, “Light my fire”, escuchándola en un reciente concierto de Feliciano. Existen tres canciones que han sido claves para José: “Light My Fire” alcanzó el primer lugar en la lista de popularidad en 1968;  “Che Será”, fue un mega éxito en Europa, Asia y América del Sur; y “Feliz Navidad”, que representa una tradición al nivel mundial durante las fechas navideñas. Por cierto, este sencillo se encuentra entre las 25 canciones navideñas más grandes del siglo XX, determinada por ASCAP - American Society of Composers, Authors & Publishers. Su nombre es sinónimo de una presencia internacional que ha influenciado la música popular por más de dos generaciones. Es también sinónimo de una presencia que ha unido estilos musicales en una forma inigualable. José Feliciano es el primer artista latino en introducirse al mercado de la música en inglés, abriendo las puertas a otros artistas, quienes ahora representan una parte importante en la industria musical americana. Feliciano ha sido aclamado por críticos a través del mundo entero, como “El más grande guitarrista viviente”.  Ha sido galardonado con más de cuarenta y cinco discos de Oro y de Platino. Ha recibido infinidad de nominaciones al premio Grammy, el cual ha ganado en varias ocasiones. José es el recipiente de incontables premios de gran prestigio en todo el mundo. Grabó sus discos en 4 idiomas y participó de series televisivas mundialmente famosas, como “Kung fu”. Disfruta bastante el ser acompañado por algunas de las orquestas más famosas, incluyendo la Sinfónica de Londres, la Filarmónica de Los Angeles y la Orquesta Sinfónica de Viena.  El mundo entero ha disfrutado de muchas canciones de José Feliciano, entre ellas “Rain”, “Chico and the man”, “California dreamin”, “Destiny”, “Affirmation”, “Ay, cariño”, “Ponte a cantar” “Cuando el amor se acaba”, “Porque te tengo que olvidar” e innumerables más. Sus contribuciones a la música han sobrepasado la prueba del tiempo alcanzando a distintas generaciones y continentes, poniendo énfasis en la diversidad cultural y una aceptación mutua. En el año 2001 recibió un Doctorado Honorífico en Letras y Humanidades otorgado por la Universidad del Sagrado Corazón en Fairfield, Connecticut, por su contribución musical y humanitaria al mundo. Feliciano fue uno de los artistas latinos que participó en la grabación de la canción "El último adiós", composición hecha por el intérprete peruano Gian Marco en honor a los caídos del 11 de Septiembre de 2001.
En 2006 se reúne con sus colegas y edita "José Feliciano y amigos", álbum en el que participaron Cristian Castro, Luciano Pereyra, Luis Fonsi, Ricardo Montaner, Marc Anthony, Raúl Di Blasio, Ana Gabriel, Gloria Estefan y Alicia Villarreal, entre otros.
El 23 de abril ingresa al Salón de la Fama Latino en el New World Center de Miami, junto a Julio Iglesias, Armando Manzanero, Manuel Alejandro, José Ángel Espinoza y Concha Valdez Miranda. Fue ovacionado al ingresar en el recinto e interpretar "Paso la vida pensando".