Nacho Silva

Nacho Silva

J

uan Ignacio Silva, “Nacho”, nació el 13 de Enero de 1990 en Buenos Aires. Desde muy pequeño demostró ser un artista, ya que en el jardín era el primero en levantar la mano a la hora de actuar en un acto escolar, pero su amor por el folklore se despertó exactamente a la edad de 7 años cuando, hurgando entre los discos que guardaba su abuela, encontró uno de Horacio Guarany. Todos los días iba a lo de su abuela y escuchaba el disco una y otra vez, a tal punto que a los 4 días ya se había aprendido la letra de cada uno de sus temas. Al año siguiente su padrino le regaló su primer micrófono y desde ese día religiosamente no dejó de cantar. Nacho reconoce como otro de sus referentes a Atahualpa Yupanqui.

A sus 12 años comenzó a interesarse por estudiar guitarra, teatro, canto y danzas folklóricas y su familia siempre apoyó sus decisiones. Al destacarse por la rapidez en que aprendía los pasos y zapateos, su profesora de danzas folklóricas lo eligió como compañero de baile en las peñas a las cuales acudía; en una de ellas, Nacho subió al escenario y cantó la zamba “Agitando pañuelos”. Todo comenzaba para este niño. Nacho siguió apostando y confiando en su talento. Con su guitarra al hombro recorría escenarios; a veces lo dejaban subir, a veces no, pero no bajaba los brazos. A los 16 y con su grupo armado, se puso la meta de llegar al escenario del prestigioso festival folklórico de Cosquín y se inscribió en las preliminares. Quedó entre los 3 finalistas recibiendo un reconocimiento como "solista vocal masculino" pero no logró un lugar en el festival. Lejos de desanimarse, Nacho pensaba: "Caminante no hay camino...se hace camino al andar". Le tocó el turno de pensar en su apariencia y decidió ser en el escenario como lo era en la vida cotidiana. Así comenzó a presentarse con atuendos extravagantes para un hombre, maquillaje, peinado y producción que parece llevar más tiempo y esfuerzo que el que haría una mujer. Nacho ya tenía su propia marca y estilo. En 2009 se le presentó una gran oportunidad. Se inscribió en el casting del Reality Show buscador de talentos “Operación Triunfo”. Esta vez sí obtuvo un lugar y pudo dar a conocer su folklore fusión. En 2011 Nacho editó su primer álbum, “Mi mundo”, cuyo primer corte de difusión homónimo, se acompaña de un video.