Piñon Fijo

Piñon Fijo

A

unque en el documento de identidad la realidad se empecine en llamarlo Fabián Godoy, cualquier pibe o no tan pibe que se lo cruce por la calle lo rebautizará inmediatamente como "Piñón Fijo", tal el nombre del personaje que creó hace muchos años y que hoy lo acompaña y posiciona en el mundo del espectáculo argentino. El popular payaso cordobés empezó haciendo un reparto de volantes con una bicicleta, y hoy la vida lo encuentra con varios discos editados, mientras que su espalda carga con el peso de haberse convertido en un fenómeno de proyección nacional. Durante el verano, la peatonal de Carlos Paz se poblaba de una larga cola que se mostraba impaciente por encontrar una última entrada para verlo en el teatro, mientras que Piñón Fijo sostenía: "Hoy tengo más experiencia en el tema. Mi personaje se llama Piñón Fijo, porque los comienzos fueron andando en bicicleta y apelé a ese nombre porque estaba muy relacionado con la bici y porque tenía un perfil muy optimista el hecho de ir siempre adelante." A la hora de definir lo que hace, sostuvo: "Es difícil encontrarle un rótulo". Lo más fácil es decir payaso, pero este personaje tiene mucho de duende urbano, como se lo conoce en Córdoba. Es amigote de los chicos y cómplice de los grandes. "Guardo un perfil de amigo de los chicos y no deformo la voz ni la forma de hablar para comunicarme."
"Con aire de las sierras" es su primer álbum, editado en 1997. De él se desprende el exitoso tema "Chu chu ua, chu chu ua", que hasta se escucha en el horario del cotillón en las fiestas.
A partir del ano 2003, Piñón Fijo logra llegar a Capital Fedral, realizando 57 shows en el Gran Rex. En 2004 se presentó 19 veces en el Luna Park. En el año 2005 realizó shows con Carlitos Balá.
En 2008, el artista consigue su primer programa de televisión en un canal de aire.
En 2010 editó  su noveno álbum, llamado "Una luna en la laguna", compuesto por 8 cancines, todas didácticas y con un mensaje de amor.