Banda XXI

Banda XXI

N

ace la banda y no caben dudas de que decir Banda XXI es sinónimo de éxito. El fenómeno hizo su aparición a finales del año 1999, pero tuvo su origen mucho tiempo antes: Miguel Alejandro, su creador, se inició en la profesión como cantante de un grupo llamado "Legión Extranjera" a finales de 1976, cuando tenia sólo 18 años. Pasó el tiempo. Corría el año 1984 y la música popular de Córdoba ya se había transformado en un movimiento que iba ganando cada vez más mercado en gran parte del país, y la inserción de nuevos intérpretes podría tener buenas posibilidades. Un día recibió la propuesta de Omar Diez (persona dedicada a la organización de bailes populares en Río Cuarto), de grabar un demo con posibilidad de que en un futuro se convierta en una edición concreta de su primer disco como solista. De esa manera con el grupo Legión Extranjera y algunos integrantes más, comenzó esta nueva etapa. Pasó casi un año para que se editara aquella primera grabación que estuvo a cargo del conocido compositor y productor Kelo Sánchez. En los años siguientes, mientras recorría distintas localidades y provincias se editaron dos discos más que fueron ayudando a su crecimiento profesional. En el año 1989 a través de una producción que contaba con ocho temas de su autoría y dos covers, pudo ingresar de la mano del sello Magenta al codiciado mercado de Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Una vez instalado artísticamente allí comenzó un incesante recorrido por distintos medios e importantes programas con llegada nacional que le permitieron a Miguel Alejandro ganar definitivamente un lugar de preferencia. Lugar que le dio la posibilidad de ganar su primer Disco de Oro. Luego vendrían los de Platino, Doble Platino y hasta el inalcanzable Triple Disco de Platino. Fue en esa época que fue transformando la banda que lo acompañaba en un grupo musical y humanamente sólido, del cual se siente orgulloso.
En febrero de 1999, con trece discos editados, y con más de 22 años de profesión, sintió ganas de cambiar su vida de viajes, hoteles y escenarios por una más tranquila y convencido de que todos sus anhelos como cantante estaban satisfechos, le comunicó a las autoridades de Leader Music, sello para el cual grabó su último trabajo, que los próximos intÉrpretes de su nueva producción serían los muchachos de la banda. Así comenzó a dar por cerrada su etapa de cantante para convertirse en productor de Banda XXI. En marzo de ese año comenzó la búsqueda y la composición de los temas para la primera producción. A mitad de año se iniciaron los trabajos de grabación, sin tener definido aún quienes serían los cantantes. Cuando ya estaba la producción musical prácticamente terminada, a través de un casting realizado entre chicos de Río Cuarto, se decidió que los vocalistas de la banda serían Marcos Gómez y Walter Romero, siendo para ambos su primera grabación. El disco se edita en noviembre de 1999 bajo el nombre de "Los verdugos de la mufa". De esa manera existía la posibilidad de dar a conocer al público de distintas partes del país, la propuesta de esta nueva agrupación. Su primera actuación masiva fue el 10 de noviembre en los festejos de un nuevo aniversario de su ciudad, donde se vio con gran alegría cómo una muchedumbre formada por alrededor de 10 mil personas, en su gran mayoría jóvenes y adolescentes, le daban el sí a esta nueva formación de Río Cuarto. 
A partir del año 2000 y con un gran futuro por delante, comenzaron sus presentaciones en distintos lugares del país, donde la única participación de Miguel Alejandro era la de ser testigo silencioso de un fenómeno que fue creciendo cada día más, hasta lograr su primer Disco de Oro, entregado en la noche del 7 de julio en el Club Central Argentino de Río Cuarto, donde además se grabaron algunos temas en vivo que se editaron en el segundo material de la banda. Pero como no todo puede ser color de rosas, también tuvieron algunos contratiempos. En octubre Marcos decide casarse y a los pocos meses de haber grabado el segundo disco comunica su deseo de dejar la banda para encarar un nuevo proyecto musical junto a su esposa, ya que ambos compartían la misma pasión por la música. La última actuación de Marcos fue en febrero de 2001, en el Club Ferro de General Pico. 
La banda se avocó a la tarea de buscar el nuevo integrante que reemplazaría a Marcos sin encontrarlo entre los candidatos de Río Cuarto que se presentaron para el casting, entonces decidieron convocar a Roberto Bertolo, un muchacho de Buenos Aires. Con experiencia en el escenario, ya que había sido vocalista del Grupo Almendrado, conjunto musical que supo alcanzar gran notoriedad dentro del mundo de la bailanta. Luego tuvo su etapa como solista, y más tarde formó parte de la banda de Rodrigo hasta la noche de su fatal accidente. Roberto es un muchacho de buen carácter con buenas condiciones físicas y vocales, pero después de un par de meses notaron que su estilo no era el que buscaban para la banda. Se resolvió que a partir del alejamiento de Marcos ya no serían dos los vocalistas, sino tres, de esa forma se lograba una nueva formación en el frente del grupo. Por intermedio de un importante sello discográfico de Córdoba se contactaron con Pablo Luna, de la ciudad de Bell Ville, que había participado como uno de los vocalistas del ya disuelto grupo Los Kiki y fue así que en los primeros días de marzo de 2001 Pablo (previamente bautizado por el grupo, con el sobrenombre “Sugus”) ingresaba como tercer vocalista de Banda XXI junto a Walter y Roberto. Al saber que Roberto no seguiría en el grupo se comunicaron con Luis Castro, un joven mendocino con el cual ya se había intentado realizar una producción de estilo pop melódico, pero que luego de de haber residido casi un año en Río Cuarto, vuelve a Mendoza para concretar su anhelo con un sello de aquella ciudad. No fueron muchos los minutos que le costaron convencerlo para que cambie el pop por el cuarteto y el mambo. Como consecuencia de esa charla a los pocos días, Lucho ya era parte de La XXI. Walter fue sin dudas durante dos años la cara visible de todo el trabajo, por lo tanto también sobre él caía gran parte de toda la popularidad cosechada por Banda XXI. Walter, que al principio era un chico dispuesto al trabajo en equipo, con el correr del tiempo y a la par que crecía su popularidad fue cambiando su actitud para con el resto de sus compañeros provocando un permanente malestar, originando el alejamiento de dos integrantes del equipo: Gustavo Cordero (sonidista) y Damián Silva (percusionista). Su última presentación fue en septiembre de 2001 en Córdoba, cuando al término de la segunda presentación, abandona el escenario. Con las condiciones demostradas por Pablo y Lucho pudieron seguir adelante sin ningún problema. Lejos de bajar los brazos, salieron a buscar un nuevo integrante; escucharon a algunos chicos de Río Cuarto y tres de Córdoba, la mayoría con buenas condiciones, pero supieron que el cubano que un año y medio antes había llegado a Córdoba contratado por el grupo La Bomba, ya no estaba en el mismo, y esa era precisamente la voz y el estilo que deseaban incorporar. Fue por intermedio de los propios responsables del grupo La Bomba que lograron reunirse con Yuthiel Rafael Pérez Mondeja. Él contaba con una concreta propuesta laboral por parte de una de las bandas más importantes de Córdoba, pero se inclinó por radicarse en Río Cuarto y formar parte de la banda. En los primeros días de diciembre de 2001 salió a la venta el tercer álbum, "Y sigue la gozadera", en donde Pablo, Lucho y Yuthiel graban su primer disco con Banda XXI. El público recibió con alegría cada uno de los temas que están incluidos en este trabajo transformándolo en un éxito indiscutido y permitiéndoles de esa manera continuar en el crecimiento y desarrollo de todos sus proyectos.
A fin de 2002 sale "Ven pa´ la rumba", el cual recibió Disco de Oro. En septiembre de 2003 Yuthiel se aleja del grupo por un tiempo y retorna Marcos Gómez, grabando "Mambo duro". En 2004 presentan su primer disco en vivo, grabado en shows realizados en todo el país. Su título, "En acción".
A mediados de 2005 regresa Yuthiel y Banda XXI se hace de 4 fabulosos cantantes, quienes graban "Pa´ que sigan bailando", 7 años" y "En conexión". Se presentan en el teatro Gran Rex y editan su primer DVD, "En vivo Teatro Gran Rex". 
En 2008 se desprende un nuevo grupo, "El resto", a cargo de Pablo Luna en la voz, por lo cual se recibe a César Domínguez como nuevo cantante de Banda XXI. Lanzan "Aquí se va a bailar".
"Inconfundible" llega en 2010 y festejan la primera década de trayectoria editando "10 años (en vivo) en el Luna Park", álbum compuesto por CD+DVD. En 2011 festejan la salida de "Sin límites", compuesto por temas originales y versiones de "Cuando me enamoro" de Enrique Iglesias y de "Lamento boliviano" y "La muralla verde", de Los Enanitos Verdes.
El 7 de noviembre de 2012 "Sin límites" participa en la 14° edición de los Prmeios Gardel a la Música emitida por CM, el Canal de la Musica, en la terna Mejor Álbum Grupo de Cuarteto, arrebatándoles el premio a La Barra y Sabroso. Los días 21 y 22 del mismo mes en el teatro Gran Rex, presentan en vivo el nuevo material discográfico que saldría a la venta al año siguiente.
El 10 de enero de 2013 sale al mercado "Junto a ti", un nuevo álbum.
En 2014 llega "Bien Arriba", un álbum compuesto por 16 canciones.
En noviembre de 2016 lanzan el sencillo "Ámame".




Último Video

Últimas Noticias

Banda XXI - Banda XXI estrena video
16-nov-2016

Banda XXI estrena video

Banda XXI presenta su nuevo video: "Ámame".

Banda XXI - Entrevista a Banda XXI
09-ago-2016

Entrevista a Banda XXI

En esta entrevista a Banda XXI, la agrupación de cuarteto nos adelanta detalles de su próximo álbum.