Reik

ME NIEGO - SINGLE

2018

1 ME NIEGO (FT. OZUNA & WISIN)

Es difícil abrir mis ojos
y ya no verte,
tu olor en la cama
aún sigue intacto.

Te he buscado en mis sueños,
deseando tenerte,
y no encuentro tu rostro
por más que trato.

Aún quedan tus retratos
en cada rincón de la casa
y el silencio me habla de ti,
es que sobra tanto espacio
desde que no estás,
daría todo lo que hoy me queda por tenerte,
porque vuelvas.

Es que me niego a perderte,
jamás nunca verte,
me niego a aceptar
que lo nuestro ya se acabó.
Es que me niego a perderte,
jamás nunca verte,
me niego aceptar
que lo nuestro ya se acabó,
que lo nuestro ya se acabó.

No puedo asimilar que ya tú no estás,
sin ti nada es igual.
Sé que por el mundo no hay otra similar,
¿Qué tú me hiciste, que no te puedo olvidar?

Ay, hombre...

Tú me quieres a tu manera,
mi mente quisiera que otra me quisiera.
Mi corazón dice que por ti espera,
que porque volvieras daría lo que fuera.

Pero es que tú, chica, con ese piquete,
dices que me olvidaste y en tus ojos veo que mientes.
Ahora puedo decir: “sufrir, amor, lo que se siente”,
te sacaré ‘e mi mente y eso será de repente.

Pero es que tú, chica, con ese piquete,
dices que me olvidaste y en tus ojos veo que mientes.
Ahora puedo decir: “sufrir, amor, lo que se siente”,
te sacaré ‘e mi mente y eso será de repente.

Ay, hombre...

Y es que me niego a perderte,
jamás nunca verte,
me niego a aceptar
que lo nuestro ya se acabó.
Y es que me niego a perderte,
jamás nunca verte,
me niego aceptar
que lo nuestro ya se acabó,
que lo nuestro ya se acabó.

Me está matando la soledad,
duele saber que ya no estás,
quiero pensar que todo esto es mentira.

Y que al llamarte contestarás,
al llegar la noche regresarás,
aún podemos intentarlo, no te alejes de mi vida.

¡W!
Yo sigo aquí, confundido y solo.

Llorando de noche, muriendo de día,
viviendo esta agonía, no puedo entender que ya no seas mía.
El círculo se cierra y el dolor me entierra,
qué difícil es vivir en esta guerra.

Me niego, aunque digas que estoy ciego,
desde que te fuiste soy un andariego.
A todo compromiso tarde le llego,
distraído, de tu foto no me despego.

Si tú eres mi vida, ¿Por qué me liquidas?
Yo no provoqué tu partida.
Necesito tu olor, necesito tu calor,
necesito verte encima de mí, en ropa interior.

Aún quedan tus retratos
en cada rincón de la casa
y el silencio me habla de ti,
es que sobra tanto espacio
desde que no estás,
daría todo lo que hoy me queda por tenerte,
porque vuelvas.

Es que me niego a perderte,
jamás nunca verte,
me niego a aceptar
que lo nuestro ya se acabó.
Es que me niego a perderte,
jamás nunca verte,
me niego aceptar
que lo nuestro ya se acabó,
que lo nuestro ya se acabó.