Sanchez no te Enganches

Sanchez no te Enganches

D

esde chico, me acuerdo cantaba las canciones que oía en la radio e inventaba algunas, imaginaba historias y le cantaba a un gato amarillo. A medida que iba creciendo seguía inventado canciones y lo hacía porque me sentía muy bien con ello. Me emocionaba cuando veía algún instrumento musical cerca de mí. Y luego fui a una casa de visita con mis padres y en el ropero de una de las piezas encontré una guitarra, rasgue sus cuerdas y salió ese sonido tan lindo que me cautivo. Así pase por la etapa de la adolescencia en que descubro en el año 1982 las canciones del rock nacional y aparecen ante mí, infinidad de autores y compositores, como Pedro y Pablo, Piero, Mónica Posee, Alejandro Lerner, Riff, Raúl Porchetto, Etc. etc. Yo tenia 15años y bebía toda esa gran creación, la asimilaba y así fui creciendo, teniendo en la cabeza toda la música que de chico escuchaba en la radio que se mezclaba con esta nueva. Luego ese rock nacional se cambia por otra música mas sofisticada en elementos electrónicos; grupos como Virus, La Torre, Miguel Mateos, Zas, atraen mi atención. Ya cuando llego a los 18 años un grupo de Trenque Lauquen "Sobrecarga" suena en las radios. Por ese entonces surgía también Soda Stereo. Yo me compraba mi primera guitarra. Fui a aprender y me enseñaban folclore, yo no quería, no me gustaba, pero los que enseñaban guitarra eran folkloristas. Así que compré la revista Canta Rock, empecé sin darme cuenta a combinar lo aprendido hasta que quiso empezar a salir algo y ahí encontré un muchacho que me habló de folclore, no me gustaba, lo odiaba, pero sin querer el folclore se fue quedando en mi. Empecé a escucharlo, a buscarlo en las radios y descubrí a Atahualpa Yupanqui. Compuse así mi primera zamba "Campo Argentino", pero yo seguía prendido al Rock, al rock nacional y escuchaba su historia en diversos programas y aprendía. Me habían hablado de León Gieco, yo no le había dado mucha importancia pero me encantó la forma moderna de encarar la música nuestra. Yo ya entonces componía rock, melódico, baladas y algunas chacareras, alguna zamba y algún carnavalito. Los años se pasaron muy rápido entre experiencias, golpes y dolores y yo seguí componiendo en canciones todo esto. Cambié la guitarra criolla por otra acústica de cuerdas de acero y me entusiasmé y compuse más y más, y actué por primera vez en un festival. El folclore estaba pegando cada vez mas fuerte. Ahora cuando compongo siempre brotan ritmos folclórico junto a modernas baladas y ritmos rockeros con algunas incursiones de acordes nuevos debido a la influencia de mi profesor de guitarra en este último tiempo. Sigo estudiando, lo necesito para seguir descubriendo a la música y ella me sorprende día a día, siempre con melodías distintas. “Corro dentro de mi”, es el disco y es un poco el resumen entre lo que pienso y siento. Lo que eh vivido y lo que me gustaría vivir. Una parte abierta a los sueños, a lo imposible; Una mirada desde el interior. En mi trabajo y pasando por todos los estilos; Mis alumnos de guitarra me enseñan nuevos gustos musicales.