Eclipse

Eclipse

D

esde su primer sencillo en radios, allá por el 2005, hasta la fecha, La banda de raíz argentina y proyección internacional Eclipse ha llevado sus canciones por más de cuarenta ciudades de Sudamérica, tanto en conciertos ínfimos como en recitales multitudinarios por igual, entre rutas, hoteles, trasnoches, y aviones, ha recorrido el camino de su propia identidad.
En el medio, la montaña rusa de peripecias de banda independiente los llevó a la empresa de reclutar fan por fan. Sin grandes recursos mediáticos, la banda hizo su lugar desde el download ilegal, y la reacción del imperio del click fue positiva: Mas de 220 mil visitas en su myspace oficial, www.myspace.com/eclipserockevolution, frecuentado sin distinción por japoneses, mexicanos, colombianos, argentinos, estadounidenses y tantos otros, además de sitos no oficiales, creados por fans de distintos lares, que decoraron twitter, facebook, fotolog, sónico, my space y cuanta red social aparezca, con imágenes de Eclipse.
Es que si de imagen se trata, Eclipse no se priva de plantar territorio estético: cuidadoso vestuario de corte neo formal, mix de vintage y moderno, apto para póster de dormitorio teenager,  es otra de las claves de este fenómeno que gana terreno silenciosamente.
Luego del importante éxito de su primera placa discográfica y habiendo transitado un camino con resultados rotundos para una banda independiente, Eclipse recoge experiencias de sus mas de cien conciertos por varios países de Sudamérica y diseña una nueva propuesta en base a su propio manual del rock: Canciones de intensidad rock pop, donde no existen prejuicios a la hora de incorporar máquinas y synths electrónicos, para lograr un sonido acorde a los oídos de la generación web 2.0.
En la música de Eclipse, la premisa es la innovación y todas las canciones llevan ese elixir que solo poseen los hits. En su track list no hay temas relleno y la búsqueda sonora puede virar hacia el rock, pop, funk, hip hop, soft o rock and roll, pero filtrados a la óptica de Eclipse.
A la vez,  en sus letras, el ímpetu de la poesía urbana nos sumerge en cuadros donde las rimas, hiladas con agudeza,  poseen el factor común de la pasión.
Electroshock! Dulce impulso al éxtasis, transmite la visión de la música como canal conductor de energía vital, al punto de actuar como un desfibrilador o resucitador cardíaco, ante una sociedad habitué del estado de coma.
¿Y que es el rock si no un intento de cambiar las cosas?
Una apuesta fuerte y difícilmente comprobable, pero el arte debe juzgarse como arte que es y no con rigores científicos, después de todo, querer cambiar el estado de las cosas todavía no es delito, es descaro. Pero algo indiscutible es que muchos estados personales pueden ser cambiados por el poder de la música y para eso viene a sumar su cuota este original Electroshock! traído por Eclipse.
El disco cuenta con catorce canciones y ha sido trabajado con altos estándares de calidad, en los estudios “Los Ángeles” (de Las Pelotas), Maya Estudio, y masterizado por Eduardo Bergallo (Soda Stéreo, Fabulosos Cadillacs, Charly García y un largo etcétera) en Puro Mastering. Entre los temas del disco, se destacan las participaciones de la cantante norteamericana Annette Moreno y el vocalista de Kyosko, Fabián Liendo.