Rubén Patagonia

Rubén Patagonia

N

acido el 2 de julio de 1956 en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut, Rubén Patagonia (Rubpen Chauque), descendiente de tehuelches, aporta y genera desde 1971 un espacio concreto de encuentro y reencuentro cultural, rescatando y reivindicando la esperanza como base fundamental y modo de vida.
Rubén Patagonia desgarra su voz a los cuatro vientos con un canto nutrido por la fuerza de la tierra. Fundiendo elementos de los pueblos originarios patagónicos con instrumentos de la tecnología actual, logra una sólida base musical sin precedentes que envuelve el arte de su personalidad.
En 1979 edita su álbum debut “Más Acá del Colorado”.
En 1984 le da comienzo al taller didáctico “Volver a Ser Uno”, orientado al reencuentro con las culturas originarias de la patagonia, como los mapuches, aonikenk y selknam. Edita el trabajo discográfico “Miremos Al Sur”.
En 1986 Rubén es convocado por el director de cine Carlos Sorín a participar de una de las películas cabecera del cine nacional: “La Película del Rey” junto a Ulises Dumont, Ana María Giunta y Julio Chávez, la cual fue premiada en importantes festivales de cine, nacionales e internacionales. 
En 1987 filma “La Eterna Sonrisa” (EE.UU.) junto a Daniel Day Lewis (Premio Oscar) y graba el álbum “Ay, Patagonia”.
En 1988 rueda el film “De los Apeninos a los Andes” (Italia) junto a Giuliano Gemma, Luis Brandoni y Patricio Contreras. En 1989 le toca a “El Navegante y los Cóndores (Francia). 
En 1998 sale “Cutral-Có”, álbum producido por Ricardo Iorio.
En el año 2000 participa de la película “El Camino”. Al año siguiente León Gieco produce su álbum “Volver a Ser Uno”.
Rubén Patagonia compartió escenario con León Gieco, Almafuerte, Divididos, Flavio Cianciarullo (Los Fabulosos Cadillacs), Lito Vitale, Bersuit Vergarabat, Víctor Heredia y otros, y grabó con León Gieco y el grupo de heavy metal Almafuerte.
De su posición ante la vida y el legado de los pueblos originarios nace una propuesta contundente. Rubén Patagonia, un modo de vida, una herramienta más para el necesario camino de encontrarnos y reencontrarnos, como los pueblos que amasan su identidad y lentamente su propio destino. Bebiendo libertad... Transpirando dignidad.
Defensor de los pueblos originarios, su música abarca estilos folclóricos tehuelches,  como el kaani, y mapuches, como el loncomeo.
En 2006 edita “Historias”.




Último Video