Alejandro Fernández

NIÑA, AMADA MÍA

2003

6 QUE VALGA LA PENA

A mí me da no sé qué
mirar a los que padecen,
porque han de tener a fuerzas
dos amores a la vez.
Hay que ser malabarista,
andar por la cuerda floja
y saber llevar a cuestas
los temblores del estrés.
Hay que ser buen inventor,
para inventar las historias,
cuando andas llegando tarde
y te falta hasta el resueño.
Hay que ser un buen actor
para actuar con sensatez
cuando en casa te descubren
esas manchas en el cuello.
A convivir con los negros,
te tienes que acostumbrar
y aguantar la taquicardia
que esto te va a ocasionar.
Si vas a sufrir por eso,
que valga la pena pues.
No te busques dos amores,
de una vez búscate tres.
Te vas a volver esclavo
de tu maldito reloj,
la prisa será tu aliada,
no hay de otra, ya lo ves.
Vas a tener que tomar
pastillas pa’ la memoria
pa’ no confundir dos camas
y dos nombres a la vez.
Hay que ser buen inventor,
para inventar las historias,
cuando andas llegando tarde
y te falta hasta el resueño.
Hay que ser un buen actor
para actuar con sensatez
cuando en casa te descubren
esas manchas en el cuello.
Te vas a volver un gato
amante de las estrellas,
hay que vivir a escondidas
borrando siempre las huellas.
Si vas a sufrir por eso,
que valga la pena pues.
No te busques dos amores,
de una vez búscate diez.