Ilegales

Ilegales

E

l comienzo del grupo se remonta a principios de los años 80, En 1977, Jorge Martínez, Juan Carlos Martínez y David Alonso forman el trío "Madson", que dos años más tarde cambiaría su nombre a "Los Metálicos". Juan Carlos Martínez - Hermano de Jorge - abandona posteriormente la banda, siendo reemplazado por Íñigo Ayestarán en el bajo. En ese momento se rebautizan como "ILEGALES". En 1981 ganan el concurso rock "Villa de Oviedo", lo cual les da derecho a participar en la grabación de un disco colectivo, en este caso con los temas "Europa ha muerto", "La fiesta" y "Princesa equivocada". Pocos meses más tarde publican un single con "La pasta en la mano" y "Revuelta juvenil en Mongolia" En 1982 el ex cantauror y productor Paco Martín, consigue que graben su primer trabajo. En este disco, titulado Ilegales, ya se pueden encontrar muchos de los temas favoritos de sus seguidores, como ¡Heil, Hitler! u Hola mamoncete, entre muchos otros. Hasta 1984, fecha en que sale su nuevo producto Agotados de esperar el fin, se suceden cambios en el bajo, cuando Willy Vijande sustituye a Íñigo, y en la discográfica, ya que el segundo disco es editado por EPIC Records en vez de Hi-Fi Electrónica, que acompañó a Ilegales en el primero. Este nuevo trabajo catapultó a la banda al éxito nacional, aunque no habría que esperar mucho para que saborearan el éxito internacional, ya que con la salida del nuevo disco en 1985 realizan una gira por Ecuador. Jorge ya sería el productor de este álbum -titulado Todos están muertos-, que tendría el sello de Discóbolo Records. En ese momento Ilegales saca a la luz un doble CD en directo, que se graba en la discoteca Big Ben de [Mollerusa ([Lérida])], y dos años más tarde, en 1988, la formación graba Chicos pálidos para la máquina, con la incorporación de Alfonso Lantero a la batería. El grupo se consolida tanto nacional como internacionalmente (actúan en un festival en Berlín) y Willy Vijande abandona el grupo. Al mismo tiempo, se incorpora a la banda el magnífico saxófonista Juan Flores, con una destacada participación en el tema de gran éxito "Ángel exterminador"; También Antolín de la Fuente se incorpora a los teclados. Con las colaboraciones de Rafa Kas y Alejandro Felgueroso editan en 1990 el disco (A la luz o a la sombra) todo está permitido; y Willy regresa al bajo y Jaime Belaustegui se sienta a la batería para producir en 1992 Regreso al sexo químicamente puro. Alejandro Blanco (bajo) entra al grupo, y tras un paréntesis, la banda liderada por Jorge vuelve al mercado con El corazón es un animal extraño, que se lanza en 1995. Años después, en 1998, se produce El apostol de la lujuria, siendo la misma formación con el cambio de Rubén Mol a la batería. Para la conmemoración del 20 aniversario, se juntan todos los músicos que pasaron por la banda y en un concierto memorable en la Plaza de la Catedral de Oviedo, graban un directo que incluye DVD llamado El día que cumplimos 20 años. Ya en 2003 aparece un nuevo trabajo, Si la muerte me mira de frente me pongo de lao.