Zucchero

Zucchero

Z

ucchero Fornaciari nació en Roncocesi, Italia, el 25 de septiembre de 1955 pero se trasladó a Forte dei Marmi Forte en Toscana, donde formó sus primeros grupos de rhythm & blues usando el nombre de Zucchero, que le había puesto uno de sus maestros. Es en Reggio Emilia donde empieza a tocar la guitarra. Las primeras nociones se las enseña un estudiante americano de color, que frecuenta la facultad de veterinaria de Bolonia. Aprende a tocar temas de The Beatles, Bob Dylan y The Rolling Stones.
En 1968 la familia se traslada por trabajo a la Versilia (en Forte dei Marmi) y el joven se ve obligado a cambiar amigos y costumbres. Pero lleva ya la música en la sangre y se ha familiarizado con el R&B y la música del delta del Mississippi. Funda Le Nuove Luci, un grupo de jóvenes músicos como él, con en cual empieza a tocar en las salas de baile de la zona. Cursa estudios en el Instituto Técnico Industrial de Carrara y luego se matricula en la Facultad de Veterinaria. Pero no termina los estudios. En efecto, vive de la música. Va de gira con Sugar y Daniel (Daniel es el cantante del grupo, mientras Zucchero toca la guitarra y el saxo) hasta 1978, cuando forma los Sugar y Candies, y empieza a escribir canciones. A pesar de que su verdadero amor es el blues, cuando escribe canciones para los otros, se esfuerza en seguir la música italiana. Compone "Tutto di te" para Fred Bongusto y "Te ne vai" para Michele Pecora; este tema catapulta a Zucchero a la canción comercial.
En 1981 Gianni Ravera, fascinado por el timbre de su voz, lo anima a participar en el Festival de Castrocaro como intérprete. Zucchero gana, obtiene un contrato con la Polygram y al año siguiente participa en el Festival de Sanremo. No logra un resultado fabuloso pero vuelve otras veces. Escribe alguna canción de éxito para Stefano Sani y para Donatella Milani. En 1983 graba finalmente su primer álbum, "Un po di Zucchero", que no logra sobresalir. Al año siguiente edita "Rispetto".
En 1985 su vida artística cambia cuando él y la Randy Jackson Band presentan la canción "Donne" en Sanremo. Llega al octavo puesto, pero la canción, un reggae que sigue una línea de gran moda entre los jóvenes, sorprende al público. No es un gran éxito comercial, pero el álbum "Zucchero & Randy Jackson Band" le permite ganar la credibilidad que le faltaba y representa el punto de partida para una extraordinaria escalada personal.
En 1987 sale a la venta "Blue´s", que contiene el hit romántico "Senza una donna". Dos años más tarde presenta "Oro, incenso y birra", el disco más vendido de la historia de la canción italiana hasta ese momento. En 1991 edita "Zucchero", disco que contiene "Senza una donna" con Paul Young, al año siguiente "Miserere", editado en inglés e italiano, cuyo primer corte homónimo al disco es un dúo con Luciano Pavarotti, con letra de una canción de Bono, líder de U2; y en 1994 "Diamante".
En 1995 llega "Spirito divino", cuyo hit "Per colpa di chi?" lo lanza a la fama en Latinoamérica.
En 1997 realizó un concierto en el Carnegie Hall de New York junto a Sting, Elton John y Stevie Wonder.
En 1998 sale "Canciones traducidas", disco que contiene sus mejores canciones, unas en inglés y otras en español. El mismo año se edita  "Bluessugar". En 1999 sale "Overdose d´ amore".
 A principios de 2001, Zucchero y Corrado Rustici colaboran en la creación de un nuevo álbum, titulado "Shake". Este disco lleva incluida la canción "Baila (sexy thing)", que resultó ser el tema estrella del año en infinidad de países. Para "Shake", Zucchero contó con la colaboración de John Lee Hooker en uno de los temas, lo que supuso uno de los últimos trabajos del maestro Hooker. Al año siguiente se edita "Spirit - Cavallo Selvaggio".
En 2004 sale al mercado su álbum "Zu&Co", un disco de duetos en el que comparte protagonismo con artistas de la talla de Miles Davis, John Lee Hooker, Tom Jones, Sting, Ronan Keating, Cheb Mami, Dolores Oriordan, Paul Young, Brian May y otros.
En 2007 presenta "Fly", un álbum con canciones para todos los gustos. Temas para bailar como "Bacco perbaco", "Cuba libre" o "Pronto", y otras más tranquilas como "Ochi" y "E Delicato". Su hija Irene Fornaciari, es una gran voz que ha destacado en los escenarios co-protagonizando, en Italia, la versión musical de "Los Diez Mandamientos"; tiene una carrera solista donde interpreta canciones compuestas por su padre.
En 2010 sale a la calle "Chocabeck", compuesto por 11 canciones.
En 2012 se edita "La sesión cubana", un disco en español que cuenta con las colaboraciones de Maná y otros.
En 2013 presenta "Una Rosa Blanca", compilado compuesto por 26 canciones.